Home/Notas de prensa/A día de hoy es un Juzgado quien define si una cláusula es abusiva o no

A día de hoy es un Juzgado quien define si una cláusula es abusiva o no

El fallo del Tribunal de Justicia de la UE sobre la retroactividad de las cláusulas suelo ha disparado la actividad del responsable de derecho bancario de Codón Abogados. Jaime Codón estuvo al frente de una sentencia pionera sobre este abuso bancario. El fallo de 2011 emitido por la Audiencia Provincial de Burgos establecía la ilegalidad de las cláusulas suelo desde el inicio del contrato. Hoy en su despacho llueven las consultas que «no los casos porque aún hay muchas cosas pendientes que tendrá que dirimir el Tribunal Supremo».

Pregunta.- ¿Todas las cláusulas suelo son ilegales o abusivas?.
Respuesta.-Las cláusulas suelo son legales. La sentencia europea no dice que sean ilegales y haya que devolver el dinero sistemáticamente, sólo habla sobre el efecto de una declaración de nulidad. Si un Juzgado declara una cláusula nula, el TJUE entiende que se aplica desde el inicio del contrato y no desde el 9 de mayo de 2013. Dentro de la cláusula suelo si está aplicada en función de la normativa, se supone que es perfectamente legal.

P.-¿Cuándo es legal?
R.-Están reguladas, como todos los contratos, por las condiciones generales de la contratación. Hay una directiva de la UE que obliga a extremar la transparencia en todos los puntos de un contrato entre un profesional y un consumidor. Y para incorporar una cláusula suelo legalmente tienen que haber sido explicadas legalmente, que el banco muestre al consumidor los diferentes escenarios o cuál va a ser el tope de su letra mensual y porqué. Lo que es ilegal es que no haya transparencia, que se incorpore sin explicaciones, de forma ambigua, y oculta en una maraña de datos que es lo que se ha hecho en muchos casos.

P.-Y aquellos casos con cláusula suelo y techo ¿Serían legales?
R.-Lo qué pasa es que en la práctica se ha colocado un falso techo. Si tenías un suelo del 3% se colocaba un techo del 12% cuando nunca se ha situado en ese nivel. Se trataba de dar apariencia de legalidad y como estos contratos se emitían en masa, cambiando algunos datos, hay tantos afectados.

P.-¿Se pueden aplicar esas reglas generales de beneficiar a los perjudicados por sistema?
R.-No hay dos casos iguales y hasta ahora sólo es un juzgado el que puede dirimir si una cláusula suelo es abusiva o no y eliminarla de un contrato. Esta sentencia tiene que ser adaptada por el Tribunal Supremo en los próximos meses y se resolverán cuestiones que ahora están en el aire. Por eso hay que ver caso por caso y de forma individual porque no hay dos casos iguales. Varía el capital prestado, los porcentajes de las cláusulas, si hay amortizaciones o no. Eso definen las cantidades a devolver.

P.-¿Qué sucede con quien ya ha recibido una sentencia favorable pero desde 2013?
R.-Hay que esperar a que el Supremo se pronuncie y revise su jurisprudencia. Quien no lo haya reclamado puede empezar a hacerlo ya. También está en el aire qué sucede con aquellos que llegaron a un acuerdo con su entidad en función del cálculo de 2013, cómo se tributa a Hacienda, si hay intereses en estas cantidades, si se va a dar el dinero en metálico o se amortiza capital del préstamo… Pero ojo, que esto no es el Gordo, son cantidades que los clientes recuperan porque han pagado de más.

P.- Cláusulas suelo abusivas, preferentes, hipotecas multidivisa en medio de una economía floreciente… ¿La avaricia rompió el saco?
R.- Creo más bien que cuando estábamos en la cresta de la ola, las entidades de crédito sabían que iba a caer y, las cláusulas suelo, fueron la forma que vieron de protegerse de alguna manera. Las preferentes fue más bien la necesidad de buscar capitalizarse más que avaricia.

Nota de prensa: El correo de Burgos

2017-09-27T13:46:54+00:00 By |

About the Author:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación. ACEPTAR

Aviso de cookies